+571 530-0470 - +571 530-1270 | Bogotá (24 horas)

|

Especialista de la Clínica del Country y Clínica La Colina aclara mentiras y verdades sobre la infertilidad femenina 



• Los anticonceptivos más efectivos son los hormonales y estos no representan ningún peligro para la fertilidad en la mujer.
• En Colombia, las cifras de infertilidad femenina son similares al resto del mundo: 11% de las mujeres que lo intentan, no logran concebir.
• Todavía no hay evidencia que señale que el Covid-19 tiene alguna incidencia sobre la capacidad de concebir en las mujeres.


Bogotá, agosto de 2020. La llegada de un bebé genera ilusión a muchas personas, sin embargo para algunas esta se ve truncada porque no pueden concebir. Según la Encuesta Nacional de Demografía en Salud (ENDS) 2015, en nuestro país la infertilidad en mujeres se presenta en el 11% de los casos, cifra similar al resto del mundo. No obstante, este número aumenta si las mujeres son mayores de 35 años a 25%, y a un 40% cuando las mujeres tienen 40 años.


Hay muchas creencias –unas justificadas y otras no– alrededor de la capacidad de concebir un bebé. La doctora Liliana Munevar, Ginecóloga y Obstetra de la Clínica del Country y Clínica La Colina, aclara cuáles de estas son verdades y cuáles son mentiras a la hora de hablar sobre la infertilidad femenina:



 Hay un momento específico en el ciclo de la mujer para quedar embarazada: CIERTO.


 El ciclo de la mujer consiste en tres fases. En la primera se da el crecimiento de un folículo o potencial óvulo, en la segunda, ese óvulo se libera del ovario y la tercera es en la cual se producen hormonas para soportar un probable embarazo.


 Para lograr un embarazo, el óvulo que liberado se debe encontrar con los espermatozoides. Por lo tanto, el mejor momento para tener relaciones sexuales, buscando un embarazo es entre los días 12 y 15 del ciclo, dependiendo de la longitud de los ciclos.


 Los anticonceptivos hormonales afectad la fertilidad: FALSO.


 Ninguno de los anticonceptivos hormonales que están disponibles en Colombia representan un riesgo para la fertilidad. Después del uso, el retorno a la ovulación varía de 1 a 3 meses en los de modalidad oral, y en los de modalidad de depósito hasta 6 meses.


De esta manera, si una paciente deja su método de planificar hormonal y tiene menos de 35 años debe esperar 1 año para conseguir su embarazo y, en caso de no lograrlo, debe asistir con un especialista en fertilidad. En el caso de una mujer mayor de 35 años, solo debe esperar 6 meses para quedar embarazada sin importar el tipo de método que dejó de usar para consultar a un especialista.


La genética es el único factor que incide en la capacidad de quedar embarazada: FALSO.


El factor genético tiene baja incidencia en la fertilidad femenina. El factor que sí es determinante en la capacidad de lograr un embarazo está relacionado primordialmente con un factor inalterable: la edad.


La edad está asociada a la reserva ovárica, que sí está afectada por la carga genética, lo que puede hacer que se agoten los óvulos antes del tiempo esperado. Sin embargo, esta condición no es frecuente en la población general. La reserva ovárica empieza a disminuir después de los 37 años de edad.



Hay enfermedades que afectan la fertilidad femenina: VERDADERO.


La fertilidad se puede ver perjudicada por enfermedades que impacten la reserva ovárica, que es el número y la calidad de óvulos que se encuentran en los ovarios. Los óvulos pueden verse afectados por enfermedades como: 

• El cáncer, ya sea el estrés sumado a ciertos medicamentos de quimioterapia.
• Enfermedades que requieren recibir radiación sobre la zona pélvica.
• La endometriosis, que es una enfermedad benigna, pero se demostró que disminuye la cantidad y calidad de los óvulos y que, al estar relacionada con cirugías sobre los ovarios, empeora esta condición.



Con dieta, ejercicios e ingesta de vitaminas se aumenta la posibilidad de embarazo: FALSO.


Todo lo que haga que la mujer esté sana no deteriora ni disminuye esa posibilidad (ejercicio, buena alimentación, adecuado tiempo de descanso, poco estrés), pero aumentarla es muy difícil.


Las vitaminas sirven para preparar a la mujer para un mejor embarazo, ya que el déficit de alguna de ellas, como la vitamina D, se puede relacionar con la disminución de la posibilidad de embarazarse, pero tomarla no aumenta esta posibilidad con respecto a las mujeres que tienen niveles adecuados de dicha vitamina.


Por el contrario, el tabaquismo y la obesidad sí disminuyen la posibilidad de ovulación e implantación y, por eso, se recomienda abandonar este hábito y bajar de peso cuando se quiere lograr un embarazo.



Los anticonceptivos hormonales son los más efectivos: VERDADERO.


Para la anticoncepción existen muchos métodos, pero los que tienen mejor efectividad para evitar el embarazo son los hormonales. Existen de toma diaria, de aplicación mensual y de largo plazo (de 3 o 5 años) y todos ellos son reversibles. Pero es importante que el método se escoja teniendo en consideración las diferencias entre pacientes y con la asesoría de un ginecólogo, quien debe exponer todas las ventajas y desventajas.



El Covid-19 tiene incidencia sobre la fertilidad femenina: FALSO (por ahora).

Con la información recogida hasta este momento, se puede decir que no. Sin embargo, todavía hacen falta estudios que permitan hacerle seguimiento a las mujeres embarazadas que planificaron este embarazo para revisar si hay alguna relación con el contagio del virus.



Ubicar el computador sobre las piernas puede generar infertilidad en las mujeres: FALSO.


Los ovarios están protegidos por la pelvis, por eso, la fertilidad femenina no se ve afectada por el calor en la zona pélvica, al contrario de los hombres, quienes sí ven afectada su fertilidad si aplican crónicamente calor sobre esa zona.


Además de la radiación, lo que sí puede dañar los óvulos está relacionado con la comida o con el estado general de salud de la mujer. Los principales hábitos dañinos son: subir de peso, tener dietas con alta cantidad de carbohidratos o que aporten pocos antioxidantes.



Los tratamientos de fertilidad siempre resultan en embarazos múltiples: FALSO.


No, es una posibilidad, pero no siempre es así. En el caso de tratamiento de baja complejidad (en el que la fecundación sucede dentro del cuerpo de la mujer) la probabilidad está relacionada con el número de óvulos que el tratamiento logre hacer que ovule.


En la técnica de alta complejidad, como la fertilización in vitro, la probabilidad está relacionada con el número de embriones que se transfieren (que se colocan dentro del útero de la mujer), es así que es una decisión de pareja.


Es importante tener en cuenta, que la implantación es un proceso complejo y que aunque podemos ovular doble o transferir más de un embrión, el número de fetos del embarazo, depende de la interacción entre el embrión y el endometrio, y que ese último reciba ese número de embriones. Eso quiere decir, que así el especialista transfiera dos embriones, no es seguro que sean múltiples.