Clinica del Country

Clínica del Country

Se encuentra usted aquí

Mi Hijo en Cuidados Intensivos

urgencias

Hospitalizar un niño en la Clínica genera ansiedad y temor, más aún cuando sus condiciones de salud le imponen ingresar a la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP). A pesar de las circunstancias, lograr un entendimiento básico del personal y equipo en la UCI, puede ayudar a reducir sus temores y estar mejor preparado para ayudar a su hijo a recuperarse.

¿Qué es la UCIP?

Es la sección de la Clínica dedicada a la atención de aquellos niños cuya condición de salud requiere el más alto nivel de atención médica; combina la tecnología más avanzada y profesionales de la salud capacitados para brindar cuidados especializados a niños entre los 31 días y los 15 años de edad. La estancia en la UCIP permite una observación constante del estado del paciente y de las funciones de su cuerpo (por ejemplo: frecuencia cardiaca, respiración y presión arterial). Además, se pueden proporcionar tratamientos que no se pueden realizar en otras partes de la Clínica ya que necesitan una supervisión minuciosa. Algunos de los tratamientos más intensivos son el uso de ventiladores, o máquinas que ayudan a respirar.

¿Quién llega a la UCIP?

El niño que esté enfermo de gravedad y necesite cuidado intensivo o cuyas necesidades de medicamentos, soporte o terapias no puedan satisfacerse en el Servicio de Hospitalización. También es posible que ingrese un niño que no se encuentre particularmente "grave" pero que requiere control y monitorización continuas por un periodo determinado de tiempo o hasta que sus condiciones se estabilicen. El tiempo que pasarán en la Unidad depende de la gravedad de la enfermedad, algunos solamente pasan un día en UCIP mientras que otros pasan varias semanas o meses.

¿Quién atiende a los niños en UCIP?

Una de las principales ventajas del equipo de la UCIP es que se compone de diferentes personas con gran experiencia en el cuidado de niños graves. En la Unidad hay un promedio más alto de enfermera/paciente que en otras áreas de la Clínica (en otras palabras, hay más enfermeras para atender a su niño), dependiendo de sus condiciones. La dirección del manejo médico esta encabezada por el pediatra intensivista que se encuentre en la Unidad; en caso que lo amerite, otros especialistas de áreas médicas o quirúrgicas pueden atender a su niño, siempre en acuerdo con el equipo de la UCIP; en casos particulares se realizan juntas médicas o se tiene en cuenta el concepto de diferentes especialistas. Las enfermeras de la Unidad están especializadas en el manejo del niño críticamente enfermo. Además, dentro del personal se encuentran especialistas en las diferentes áreas de terapia y nutrición. La familia y el paciente (cuando tenga edad para hacerlo) deben sentirse en completa libertad de expresar sus dudas y temores. El personal de la Unidad las responderá de la manera más clara posible. Buscaremos darle la mejor información posible: adecuada, clara, relevante y real.

¿Qué pueden esperar los niños en la UCIP?

Siempre pueden esperar nuestro mejor esfuerzo por su recuperación, un trato amable y una información veraz, clara y relevante. La Unidad es un sitio que causa estrés y hacemos lo posible por hacer este trance menos difícil. Nos esforzamos porque el niño esté en un ambiente amigable y cálido. Nuestros mayores esfuerzos están dirigidos a que el niño no sienta dolor y sienta nuestro más genuino interés en su recuperación. Posiblemente, uno de los aspectos más intimidantes es el equipo al que su niño puede estar conectado. Los equipos tienen alarmas y paneles que indican al personal médico y paramédico el estado del paciente, y el ruido y las luces pueden causar inquietud. Tales sistemas de información están dirigidos al personal de la Unidad, quienes toman decisiones con la información que se está proveyendo. Algunas de las cosas a las que su niño posiblemente tendrá que someterse mientras permanece en la UCIP incluyen: monitorización continua (con cables conectados a un monitor, sensores de oximetría, brazaletes para la tensión arterial); estos equipos "no duelen" pero pueden generar molestia y ansiedad. La necesidad de algunos tipos de medicamentos, sueros y líquidos endovenosos, pueden requerir la colocación de accesos especiales (catéteres centrales) en grandes venas del cuello, tórax o ingle. En ocasiones es necesario mantener líneas arteriales permanentes (en la ingle, o los brazos) para monitorización especial. Algunos niños necesitarán catéter o sonda vesical (un tubo flexible colocado en la uretra, para recolección continua de orina) con el objeto de mantener una adecuado balance de líquidos. Se tomarán pruebas de laboratorio, punciones para exámenes especiales, gases de las arterias, radiografías o métodos de imágenes, de acuerdo al estado de cada niño en particular. La aplicación de oxígeno según las necesidades del niño: cánulas nasales, máscaras de oxígeno, hasta el uso de ventiladores (aparatos especiales que ayudan a respirar al niño, a través de un tubo que se coloca por la boca o por la nariz hasta la tráquea). Aparte de lo mencionado, su niño podría requerir otros equipos o el uso de tecnologías especiales, acordes con sus necesidades.

¿Qué deben hacer los padres de niños en UCIP?

El personal de la UCIP se ocupa de satisfacer las necesidades de salud del niño, así como apoyar sus requerimientos emocionales. Como padres, es imprescindible brindar serenidad, actitud positiva, confianza, compañía, comprensión y mucho amor. Acompañar al niño no equivale a permanecer a su lado en todo momento, sino que el tiempo que le brinda debe ser de calidad. Si es necesario que su niño permanezca en la UCIP por varios días, quedarse junto a él las 24 horas del día puede ser agotador tanto física como emocionalmente. La mayoría de hospitales no permiten que los padres pasen la noche con el niño; en nuestro caso, se permite. En ocasiones, puede ser preferible que usted regrese a su hogar, que pase la noche descansando en su casa, y que regrese renovado la mañana siguiente. Eso le ayudará a darle al niño el apoyo y el consuelo que necesita. En caso que decida pasar la noche en la Clínica, la decisión de permanecer junto al niño es personal. De cualquier manera, el personal de la Unidad le brindará apoyo y se asegurará que su niño esté bien atendido permanentemente. Cualquiera que sea su decisión, asegúrese de descansar lo suficiente para poder acompañar a su niño con calidad durante su estadía en PICU.

¿Qué sucede cuando los niños salen de la UCIP?

Algunos pocos pacientes van directamente a su hogar al salir de la Unidad. Por lo general, los niños son trasladados a un piso de hospitalización para que continúe su tratamiento bajo una observación menos intensa y a cargo de su pediatra tratante de cabecera. La salida de la UCIP puede causar ansiedad en algunos padres, acostumbrados al alto nivel de monitorización y vigilancia. Es normal que las familias piensen algo como: "Estaba tan enfermo y ya está mejor ¿no sería mejor que permaneciera aquí hasta que se recupere por completo?". Es normal pensar así, sin embargo, se debe recordar que el ser dado de alta de la Unidad es una buena noticia: es un acontecimiento que significa que el niño está recuperándose. Los médicos no ordenan el egreso hasta que los pacientes no estén estables y en condiciones de ser trasladados, y el personal del servicio de hospitalización de la Clínica tendrá los recursos necesarios para llevar al niño a su completa recuperación. Un catéter intravenoso es un tubo que va desde el exterior al interior de una vena. Los catéteres pueden transportar medicamentos, tales como antibióticos y quimioterapia, agua y nutrición. También son útiles para evitar las múltiples punciones para extracción de muestras sanguíneas. Cuando se coloca un catéter en una vena pequeña y superficial, generalmente se denomina “IV” (intravenoso). Muchos niños tienen un "IV" en las manos o los pies cuando están en el hospital. Cuando se coloca un catéter en una vena gruesa central, cerca del corazón, se denomina “catéter central”. Las venas centrales son las venas gruesas que llevan sangre al corazón y a los pulmones del niño. El médico decidirá qué vena utilizar para colocar el catéter central de su niño.

Valid XHTML + RDFa

¡CSS Válido!

© Copyright 2016 – Todos los derechos reservados Clínica del Country | Carrera 16 No.82-57 | Conmutador 530-0470 / 530-1270 | Bogotá - Colombia

Para visualizar correctamente el Portal Web recomendamos utilizar Internet Explorer 9 o superior, Chrome o Firefox en su versión más reciente - Resolución : 1024x768.

Visite la página de

Clínica La Colina